¿Qué pasa si se incumple una medida cautelar?

Requerimiento judicial sobre la propiedad

En términos sencillos, un requerimiento judicial es una orden judicial que prohíbe a una persona hacer algo (un Requerimiento Prohibitorio) o que exige a una persona hacer algo (un Requerimiento Obligatorio). Las órdenes judiciales de prohibición se conceden con mayor frecuencia en los casos de protección de empresas, aunque existen otras formas específicas de órdenes judiciales, como las órdenes de trampolín, las órdenes de registro, las órdenes de farmacia de Norwich y las órdenes de congelación, que quedan fuera del ámbito de esta nota informativa.

Una de las ventajas de las medidas cautelares como recurso, a diferencia de la reclamación de daños y perjuicios o de una cuenta de resultados, es que las medidas cautelares pueden ser interlocutorias o definitivas[1] Las medidas cautelares o provisionales se conceden en una fase temprana del procedimiento judicial, a la espera de una decisión definitiva del tribunal en el juicio. Las medidas cautelares pueden concederse hasta una fecha determinada o hasta el juicio de la acción.

Las medidas cautelares definitivas se conceden al final del procedimiento y duran hasta una fecha determinada o indefinidamente. Por lo general, la carga de la prueba que recae sobre el demandante para un requerimiento final es mayor que para un requerimiento provisional. La gran mayoría de los casos de protección empresarial se resuelven antes del juicio y, por lo tanto, el resto de esta nota informativa se centrará en los principios y procedimientos relativos a las medidas cautelares, aunque en general también son válidos para las medidas definitivas.

Lee más  Reclamacion gastos notariales hipoteca

Cómo obtener una orden judicial de alejamiento

En los últimos meses se ha producido un preocupante aumento de las denuncias de malos tratos en el hogar.      Las presiones financieras, de salud mental y de otro tipo que la pandemia mundial ha ejercido sobre las familias habrán servido, sin duda, para aumentar las tensiones en lo que ya pueden ser situaciones muy difíciles.    Asimismo, la falta de visibilidad de las familias por parte de terceros, como las escuelas y los lugares de trabajo, puede haber colocado a los adultos y niños vulnerables en un mayor riesgo de abuso.

Cuando se denuncian los malos tratos (ya sean físicos, emocionales o verbales), la atención se centra inmediatamente en las medidas que pueden adoptarse para proteger mejor a la parte vulnerable.    Los requerimientos judiciales pueden ser una herramienta poderosa en este sentido.    Un requerimiento judicial es una orden de un tribunal que impide a una persona realizar una determinada acción.      En este caso, la orden judicial en cuestión se conoce como orden de “no molestar”.

En primer lugar, es importante asegurarse de que el demandado (es decir, la persona sujeta a la orden) conoce la orden de no molestar y los términos que contiene.    Por lo tanto, es importante asegurarse de que la orden se notifica correctamente al demandado (el tribunal normalmente espera que lo haga un agente judicial).

Orden de restricción de la propiedad en la India

“Cualquier incidente o patrón de incidentes de comportamiento controlador, coercitivo o amenazante, violencia o abuso entre personas de 16 años o más que son o han sido parejas íntimas o miembros de la familia, independientemente del género o la sexualidad. Esto puede abarcar, pero no está limitado a los siguientes tipos de abuso:

Lee más  Cita para extranjeria almeria

El comportamiento controlador es: una serie de actos destinados a convertir a una persona en subordinada y/o dependiente, aislándola de las fuentes de apoyo, explotando sus recursos y capacidades en beneficio personal, privándola de los medios necesarios para la independencia, la resistencia y la huida y regulando su comportamiento cotidiano.

Casi toda la violencia doméstica está dirigida por hombres contra mujeres, pero puede producirse, y de hecho se produce, en las relaciones entre personas del mismo sexo y, en una pequeña minoría de casos, por mujeres contra hombres.    Aunque aquí nos referimos al maltratador como “él”, reconocemos que no siempre es así.

La violencia doméstica afecta a mujeres de todas las edades y orígenes, independientemente de su situación económica o social, sexualidad, raza, religión o estatus migratorio. La ley de Inglaterra y Gales debe proteger a todas las mujeres de la violencia. Esto significa que se puede acudir a los tribunales de familia o a la policía en busca de ayuda, independientemente de su estatus migratorio.

Significado del requerimiento judicial

El Código de Procedimiento Penal establece que, como consecuencia de la desobediencia del incumplimiento de una orden judicial, o de cualquiera de los términos en los que se concedió la orden judicial, o de la orden dictada, el tribunal que concedió la orden o cualquier otro tribunal al que se transfiera la demanda puede ordenar el embargo de los bienes de la persona culpable de dicha desobediencia. En caso de que continúe la desobediencia, los bienes embargados podrán ser vendidos y, con el producto, el tribunal podrá conceder la indemnización que considere oportuna y pagar el saldo, si lo hubiera, a la parte que tenga derecho a ello. El tribunal también puede ordenar que dicha razón sea detenida en una prisión civil por un período no superior a tres meses.

Lee más  Registrarse como pareja de hecho

En virtud de esta disposición, cuando un bien haya sido embargado y haya permanecido en vigor durante un mes y el deudor judicial no haya obedecido el decreto y el titular del decreto haya solicitado la venta del bien, dicho bien podrá venderse del mismo modo que se ha mencionado anteriormente.

Pero si el deudor judicial ha cumplido la sentencia y ha pagado todos los gastos de ejecución que está obligado a pagar, o si, al cabo de seis meses desde la fecha del embargo, no se ha presentado ninguna solicitud de venta de los bienes, o si se ha presentado ha sido rechazada, el embargo cesará.